Inicio / CHISTES

CHISTES

  • Padre en potencia
    Va un tío al médico y le dice:
    – Doctor, doctor, mi mujer no se queda embarazada.
    Y este le dice:
    – Mire, usted me trae este tarro lleno de esperma mañana y lo analizamos.
    – Bueno, este tarro es un poco grande, no?
    – Sin rechistar, hasta mañana.
    Y al día siguiente va el señor con el tarro vacío, y el Doctor le dice:
    – Bueno, y esto…
    Y el tío le dice:
    – Mire usted, doctor, entre yo con las dos manos, mi mujer con la boca y mi suegra, no hemos podido abrir el tarro…
  • Cirujanos
    Yo no me fio de los cirujanos. Son expertos en manejar cuchillos, se cubren la cara para no ser reconocidos y usan guantes para no dejar huellas
  • Doble moral
    Jesucristo está en la cruz gritando:
    – Malditos hijos de…, Romanos, Cabronesss….
    en esto que se acerca Pedro corriendo y le dice:
    – Maestro, maestro que viene la prensa
    – Señor, perdónales porqué no saben lo que hacen.
  • Un perro es extraordinario
    – Mi perro es extraordinario: cuando quiere baila estilo hawaiana, cuando quiere me recoge las zapatillas y me las trae, cuando quiere canta como Sinatra.
    – ¿En serio?
    – Si, lo malo es que nunca quiere
  • Dos vascos encima de una nube
    – Qué hacen dos vascos encima de una nube?
    – Two-bascos
  • Edad del Dinosaurio
    En el museo de historia natural un visitante pregunta al conservador:
    -¿Cuántos años tiene este dinosaurio de aquí?
    – Setenta millones y treinta y siete años
    El visitante se queda impresionado ante la precisión del dato y piensa “este museo debe usar un método muy sofisticado para determinar la edad con tanta precisión”. Intrigado le pregunta al conservador:
    – ¿Como hacen para calcular la edad del dinosaurio con una precisión tan alta?
    El conservador le responde:
    – Muy sencillo. Llevo trabajando aquí treinta y siete años, y cuando yo llegué me dijeron que el dinosaurio tenía setenta millones de años…
  • Una abeja en el gimnasio
    – ¿Qué hace una abeja en el gimnasio?
    – …………….. Zumba
  • Un cuerpo común
    – ¿Estoy gorda amor?
    – Nah, yo diría que tienes un cuerpo común…
    – ¿Que tan común ?
    – Pues ComúnCamión mi amor
  • Un catalán en el servicio militar
    – ¡Soldado Miralles!
    – ¡Sí, mi capitán!
    – No lo vi ayer en la prueba de camuflaje.
    – ¡Gracias, mi capitán!
  • Ignorancia vs Indiferencia
    – Juan, ¿Qué es peor, la ignorancia o la indiferencia?
    – Ni lo se, ni me importa
  • Arreglando un enchufe
    Se abre el telón:
    Aparece Paca arreglando un enchufe
    Título de la película?
    El Aperio Contrapaca
  • La cuenta por favor
    – Camarero, la cuenta por favor
    – Cincuenta
    – Sin cuenta, que detalle, gracias entonces, adiós!
  • La impresora
    – ¿Por qué le dio un paro a la impresora?
    – Parece que tuvo una impresión muy fuerte
  • Cosas del budismo
    – Buda, ¿te puedo hacer llegar una de esas representaciones geométricas complejas del universo?
    – Mandala
  • El cielo de las nuevas tecnologías
    – ¡Papá, mira el cielo! ¡Está lleno de botoncitos de “Favorito”!
    – Estrellas, hijo. Se llaman estrellas.
  • Historias del muro
    En el funeral de un albañil mexicano fallecido en la construcción del gran muro americano, un hombre desconocido por la familia llora amargamente, se le acerca la mujer del difunto, y dice:
    – ¿Era usted amigo suyo?
    – Sí.
    – ¿Estaba usted a su lado cuando murió?
    – Sí, de hecho sus últimas palabras fueron para mí.
    – ¿Ah, sí? ¿y cuáles fueron?
    – Mariano, ¡no muevas el andamio!
  • La estufa
    – ¿Cuánto cuesta esta estufa?
    – 5 mil dólares
    – Pero, oiga, ¡esto es una estafa!
    – No, señor, esto es una estufa
  • Excesos
    Después de una operación de urgencia sale el doctor y se dirige a los familiares:
    – Lo siento, ha muerto
    – Pero, que ha pasado, doctor?
    – Iba demasiado drogado
    – Pero eso no puede ser, si él no tomaba drogras
    – Él no, pero yo sí.
  • Madre a los 65
    Con la nueva tecnología aplicada para la fertilidad, una mujer de 65 años dio a luz a un bebé.
    Cuando salió del Hospital y fue a su casa, llegaron sus familiares a visitarla.
    – ¿Podemos ver al bebé?, preguntó uno de ellos.
    Todavía no, dijo la flamante madre de 65 años, dentro de poco.
    Pasó media hora y otro de los familiares preguntó, ¿Ya podemos conocer al nuevo bebé?
    – Todavía noooooo, dijo la madre.
    Pasó otro rato, y volvieron a preguntarla, impacientes, pero bueno ¿Cuándo vamos a ver al bebé?
    – Cuando llore, respondió la madre.
    – ¿Cuándo llore?, exclamaron. ¿Por qué tenemos que esperar hasta que llore?
    – PORQUE NO ME ACUERDO DÓNDE LO PUSE.
  • La caja en el gimnasio
    – ¿Para qué va una caja al gimnasio?
    – Para hacerse caja fuerte